Hoy cerrado
Mañana abierto: 09:00-13:30, 16:30-20:30

Embarazo en verano. Consejos prácticos

Tiempo de lectura 2 min.

Quedarse embarazada suele ser sinónimo de alegría y de compartir con tu pareja y familiares. Si ese es tu estado actual, puede ser que el verano te genere algunas dudas. Es cierto que las temperaturas elevadas no serán la mejor opción, pero el verano también tiene cosas que te ayudarán a disfrutar de tu embarazo.

Además, te damos algunos consejos para que vivas esta etapa de la manera más saludable.

VENTAJAS DE ESTAR EMBARAZADA EN VERANO

El verano es la estación idónea para el relax. El calor propio de la estación invita a descansar y estar tumbada, algo necesario en estado de gestación. Además, te permite salir a la calle con ropa ligera y fresca. Es decir, a menos prendas, más comodidad y más posibilidades de sentirse algo más libre.

El verano también es más propicio para que realices el ejercicio que necesitas para mantener tu estado físico. En esta época es más habitual poder salir a la calle y poder ejercitarse. Un paseo por la tarde o un rato de natación son dos actividades ligadas al verano, que te ayudarán a sobrellevar mejor tu embarazo.

Y ya sabemos lo importante que es la dieta. En invierno el cuerpo pide más calorías para luchar contra el frío y alimentos más grasientos que son perjudiciales para la salud. ¿Qué apetece en verano? gazpacho, ensaladas, fruta fresca, arroces y comida mucho más saludable.

CONSEJOS PRÁCTICOS PARA EL EMBARAZO EN VERANO

Hidrátate. Bebe con frecuencia para mantenerte hidratada y favorecer la eliminación de toxinas. Recuerda que como mínimo se recomiendan ingerir dos litros diarios. Además de beber agua, incorpora alimentos ricos en agua que te refrescarán como el tomate o la sandía.

Embarazo en verano. Consejos prácticos

Fotoprotégete. Evita el sol directo, por lo que procura salir a la calle cuando este tenga menos fuerza ¡Evita las horas centrales del día! Y, Si vas a la playa o la piscina, busca la sombra. Además, sea la hora que sea, usa protector solar siempre.

Descansa. Dale a tu cuerpo todo el descanso que te pida. El calor altera la tensión arterial, por lo que es importante que tengas un control sobre ella.

Pero también, como hemos dicho antes, practica ejercicio moderado para estar en forma. Los paseos, nadar o el yoga pueden ser una buena elección.

Evita cenas copiosas. No se aconseja cenar de forma excesiva para evitar indigestiones. Es importante poder dormir en una habitación bien ventilada y en la que el aire se renueve continuamente.

Sigue estos consejos y prepárate para disfrutar del embarazo y de la estación más alegre del año. Y, como siempre, recuerda que tienes una farmacia cerca en todo momento que te asesorará para que vivas esta etapa tan especial de la manera más saludable.